¿Sabías que?

Desarrolle una autoestima saludable para los niños que lidian con el odio a sí mismos

Cuando se trata de problemas de autoestima en los niños, al igual que las niñas, los niños también están en riesgo. Los niños están luchando contra las expectativas y tipos de género, que los deja con sentimientos de odio a sí mismos cuando piensan que no han cumplido con las expectativas, y no les dan salidas para desahogarse.

Incluso hoy en día, los niños se encuentran en una estricta jerarquía en la que se supone que no deben violar su masculinidad llorando, como Harvard Health notas, y tienen que compararse con otros chicos. ¿Quién puede correr más rápido? Quien es el rey ¿Quién es el más genial? Con estos pensamientos surgen luchas reales. ¿Y si no eres el más divertido? ¿Y si no eres deportista? Esto hace que los niños sean muy vulnerables y cuando se sienten avergonzados de llorar o de ser abiertos acerca de sus sentimientos, pueden volverse demasiado duros consigo mismos y comenzar a odiar sus entrañas.

¿Qué es el odio a uno mismo?

De acuerdo a Psicología Hoy, una persona que se odia a sí misma ignora las cosas buenas de sí misma y se enfoca en el lado negativo de las cosas incluso cuando la persona ha tenido un buen día. El odio a uno mismo es ese sentimiento profundamente arraigado de fracaso, culpa y poca confianza en sí mismo que surge cuando te comparas con otras personas, te encuentras con tus fallas y crees que nunca serás lo suficientemente bueno para gran parte de nada.

Los padres ven a los niños siendo demasiado duros consigo mismos y diciendo cosas negativas todo el tiempo: «No soy atractivo». «Nadie me quiere.» «¡Soy tan estúpido!» Si bien a veces estos comentarios son declaraciones casuales para buscar tranquilidad, pueden ser un diálogo interno negativo que apunta a un problema de autoestima más grave.

¿Cómo puede ayudar a los niños que lidian con el odio a sí mismos a desarrollar una autoestima saludable?

El odio a uno mismo puede ser sutil, sin que una persona se dé cuenta de que algo anda mal. Por lo tanto, el primer paso es ayudar a los niños a comprender cómo se sienten acerca de sí mismos y cómo eso afecta la forma en que se ven a sí mismos.

Luego, considere las siguientes sugerencias para desarrollar una autoestima saludable.

RELACIONADO: Los niños que juegan videojuegos con regularidad tienen menor riesgo de depresión, según un estudio

Reconocer cómo se sienten

Reconocer cómo se siente alguien hace que se sienta realmente visto. Cuando hables con un chico que está lidiando con el odio a sí mismo, es posible que quieras negar o contrarrestar las cosas negativas que dice sobre el mundo o sobre sí mismo.

Si su hijo dice “No soy atractivo o todo el mundo me odia”, probablemente quiera negarlo y asegurarle que es una gran persona y que le agrada a todo el mundo. Aunque este tributo pueda parecer de apoyo, es poco probable que su hijo lo crea.

Será más útil reconocer cómo se siente su hijo, aunque sin estar de acuerdo ni en desacuerdo con lo que está diciendo. Si su hijo cree que no le agrada a nadie, puede calmarlo diciéndole: “Parece que se siente solo y excluido. Sé que puede ser duro. estoy aqui para ti. »

Anímelos a ser abiertos sobre cómo se sienten

Alentar a los niños a ser abiertos sobre cómo se sienten valida su enojo o tristeza. Les da la oportunidad de hablar sobre sus sentimientos y controlar sus emociones. La conversación no tiene por qué ser profunda, solo hacer un balance.

Como tal, puede tener estas conversaciones en el automóvil o mientras realizan otras actividades juntos en casa. Además, puede apoyar las emociones de su hijo diciéndole que sus sentimientos están bien y que todos los tienen. La ayuda de libros como «Los chicos duros también tienen sentimientos”De Keith Negley, puede ayudar a su hijo a ver que es normal tener sentimientos negativos o tristes, y que no hay nada de qué avergonzarse.

Ser de apoyo

Puede ser difícil para los padres escuchar a sus hijos menospreciarse. Los padres pueden sentir el impulso de ejercitar «amor duro» y decir cosas como «Deja de hablar así de ti». Sin embargo, estos comentarios pueden hacer que los niños se sientan juzgados y pueden volverse más distantes.

La mejor manera de hacerlo es que los padres demuestren que están ahí para sus hijos en su peor o mejor momento.

Fomente las actividades sociales que puedan gestionar

Los niños necesitan desarrollar intereses que no sean convencionalmente masculinos y que no los hagan vulnerables al miedo a ser ridiculizados.

Por ejemplo, participar en actividades sociales con niñas en la escuela puede reducir la competitividad con otros niños. De esta manera, su hijo no se definirá a sí mismo por lo que otros chicos consideren un comportamiento agradable y no se mejorará al menospreciar a los demás.

Considere el asesoramiento profesional

Si su hijo piensa negativamente de sí mismo, para él, esa es la realidad. Esto significa que es posible que su hijo no crea que merece sentirse mejor consigo mismo.

En este caso, debería considerar llevar a su hijo a un terapeuta o consejero profesional. De esta manera, el terapeuta puede ayudar a su hijo a reconstruir su autoestima de manera saludable.

Fuentes: Harvard Health, Psicología Hoy, Amazonas.

Enlace

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.