¿Sabías que?

Memoria de trabajo para niños: consejos para mejorar | Moms.com

La memoria de trabajo se refiere a la capacidad de retener información en la mente mientras simultáneamente realizando algunas tareas. Implica cómo mantenemos y trabajamos con la información que se almacena en la memoria a corto plazo. Si te encuentras olvidando algo que acabas de escuchar pero puedes recordar algo que aprendiste hace años, se trata de el tipo de memoria involucrada. La memoria de trabajo, que a menudo también se denomina memoria a corto plazo, es parte de las habilidades conocidas como función ejecutiva.

Mientras que la memoria a corto plazo se trata del almacenamiento de información, la memoria de trabajo describe el uso o manipulación de la información almacenada. Niños Utilice la memoria funcional para aprender, en casa y en la escuela. ¿Le resulta difícil a su hijo recordar alguna información o seguir instrucciones mientras realiza alguna tarea?

Si es así, es posible que su hijo tenga problemas de memoria funcional. La memoria funcional ayuda a resolver problemas o llevar a cabo instrucciones de varios pasos. Existen algunas estrategias simples que pueden ayudar a mejorar la memoria de trabajo de los niños.

RELACIONADO: 10 artículos para guardar en la caja de recuerdos de su hijo

El primer paso para ayudar a su hijo con su memoria de trabajo es comprender los límites. Puede utilizar un conjunto de pruebas o instrucciones sencillas para averiguar la capacidad de su hijo para retener información. Una vez que conozca los límites, puede establecer un conjunto de pautas para dar instrucciones efectivas.

Recuerde que diferentes niños tienen diferentes límites y lo que funciona para un niño puede no funcionar para otro. Si su hijo tiene problemas para seguir diferentes instrucciones, divida las tareas en pasos más manejablesy evite dar demasiadas instrucciones a la vez.

Puede ayudar a su hijo a mejorar su memoria de trabajo mediante pruebas de visualización. Anímelo a crear una imagen mental de algo que acaba de escuchar o leer. Puedes pedirle al niño que dibuje lo que son tratando de recordar.

Esta técnica puede resultar muy útil al intentar recordar palabras. Convertir la técnica de visualización en un juego divertido ayudará al niño a aprender sin presión. A medida que mejora la visualización del niño, anímelo a pasar del dibujo al describiendo la imagen.

Jugar al juego de la memoria es una excelente manera de mejorar la memoria de trabajo. Utilice tarjetas de memoria para ayudar a su hijo a recordar. Juegos a juego también puede ayudar a los niños a mejorar su memoria visual. Los juegos también ayudan en la concentración a medida que los niños aprenden a identificar ciertas palabras, letras o números.

Puede darle al niño una página de libro o revista y pedirle que resalte ciertas palabras o letras. Recitar números y decirlos al revés puede ayudar con la memoria. Busque juegos que sean apropiados para la edad de su hijo.

La memoria de trabajo se puede mejorar mediante el uso de rutinas. Ayude a sus hijos a adoptar rutinas que les ayudarán a automatizar diferentes tareas. Esto significa que el niño no tendrá que depender de la memoria de trabajo para funcionar. Para que las rutinas funcionen, debe asegurarse de que sean consistentes.

Sea paciente y recuerde que se requiere tiempo para construir hábitos efectivos. Utilice señales visuales y verbales para asegurarse de que el niño recuerde las rutinas. Utilice listas de verificación de recordatorios que tengan instrucciones breves para reducir las demandas de la memoria.

Ayude a su hijo ensayando lo que se espera que recuerde antes de la situación. Esto es especialmente importante cuando el niño tiene un déficit de memoria de trabajo. Prepare al niño preguntándole qué necesita hacer o decir.

Tú también puedes usar recordatorios digitales para niños mayores. Los mensajes instantáneos, las llamadas telefónicas o los mensajes de texto pueden ayudar a recordarles lo que tienen que hacer. Recompensar a su hijo por recordar cosas le dará el incentivo para aprender.

Si su hijo está aprendiendo algo nuevo, anímalo a que te hable al respecto. Pídale que le enseñe o le explique cómo funciona algo. Ser capaz de explicar algo implica comprender la información o darle sentido. Explicándolo paso a paso, el niño es capaz de crear palabras, visuales y conexiones cognitivas con lo que están haciendo.

Hay otras formas de ayudar a su hijo con su memoria de trabajo e incluyen jugar a las cartas o al ajedrez y otros juegos o actividades divertidos. Fomente la lectura activa, ofrezca información en pequeños bocados y trate de que sea multisensorial. Usar diferentes sentidos para procesar la información ayudará con la memoria. Ayude a su hijo a crear conexiones con diferentes detalles para que sean memorables. Conectar la información puede ayudar tanto con la memoria de trabajo como con la memoria a largo plazo.

SIGUIENTE: El ejercicio mejora la memoria de los adultos jóvenes, según un estudio

Fuentes: stemlittleexplorers.com, additudemag.com, childmind.org, entendido.org.

Enlace

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.